La gran estación del lavado de manos: Cómo enseñarle a tu niño a que se lave bien las manos | Lysol ®
Breadcrumbs

La gran estación del lavado de manos: Cómo enseñarle a tu niño a que se lave bien las manos

Prepara al mundo para que compartir juguetes no signifique compartir gérmenes.

Cuando los chicos se juntan, comparten más que juguetes, también los gérmenes. Y seguramente que hagas todo lo posible para evitar que tu hijo corra peligro de las personas que están enfermas, es imposible protegerlo de todo, especialmente cuando entras al mundo de cuidados diarios.

Por suerte existe una forma simple de ayudar a la salud de tu niño vaya donde vaya: el lavado de manos.

El lavado de manos es rápido y fácil, y si se hace bien, es la forma más efectiva de evitar que tu niño se enferme vaya a donde vaya. Una estación para el lavado de manos es una de las mejores formas y más divertidas de motivarlo y enseñarle una técnica correcta del lavado de manos.

A continuación te ofrecemos consejos sobre la gran estación para el lavado de manos en la comodidad de tu hogar:

Elige un banco elegante

Tu niño querrá lavarse aún más las manos si no necesita pedirte que lo ayudes. Invierte en un banco elegante o en dos, para que los niños se puedan lavar las manos solos. Intenta de encontrar uno de algún color divertido o que tenga un personaje animado que les guste. ¿Otra opción? Ustedes mismos pueden decorar un banquito.

Agrega un temporizador

El lavado correcto de manos lleva al menos 20 segundos de fregado. Pero cuando eres un niño, 20 segundos puede parecer una eternidad. Un temporizador puede ayudarlos a contar el tiempo y esta novedad les puede parecer divertida. Elige un reloj de colores o un reloj de cocina de algún color brillante.

Provéeles un jabón "mágico"

Agregarle un elemento divertido a tu jabón puede funcionar muy bien con los niños. Esto puede ser tan simple como comprar un jabón en espuma, o uno de su color favorito.

Haz un cuadro de premios por lavado de manos

Todos sabemos que los niños responden ante los premios. Es por eso que este tipo de cuadro puede ser tan efectivo. Haz columnas para todas las veces que tu hijo se debe lavar las manos (antes y después de las comidas, después de usar el baño, etc.) y decórenlo juntos. Luego, dale a tu hijo un adhesivo por cada vez que recuerda lavarse las manos por su cuenta.