Cómo hacer que limpiar sea divertido para los niños | Lysol ®
Breadcrumbs

Nuestros secretos para hacer que la limpieza sea algo divertido para tus niños

Enseñarle a los chicos a limpiar no tiene por qué ser como una lección. Se den cuenta o no, los niños entienden perfectamente de qué se tratan los gérmenes, sólo que para ellos tienen otros nombres: piojos. En realidad, los gérmenes son microbios pequeños que pueden ser malos o buenos.

Enseñarle a los niños a limpiar y a deshacerse de los gérmenes puede ser una experiencia divertida. Deja que Lysol ® te ayude a enseñarles a limpiar para que lo disfruten.

Cómo hacer que limpiar sea divertido:

Para empezar, déjalos que lo escuchen de otra persona. A los niños no siempre les gusta escuchar, pero sí les gusta una buena historia. Empieza por leerles un libro que explique por qué los gérmenes son malos y la importancia de la limpieza.

Luego, tómate tu tiempo. Esto es quizás una de las mejores formas de enseñarle a tu niño que la limpieza puede ser divertida. Utiliza un temporizador de cocina y dales a tus niños una tarea a completar antes de que suene el temporizador. Esto los ayudará a también tomar consciencia del tiempo y les dará un incentivo más.

Por último, terminen cantando una canción. Una vez que hayas terminado de limpiar la casa y sea finalmente el  momento de relajarse, dirígete al lavabo para cantar una canción mientras lavan, para que sepan cuánto tiempo deberían pasar enjuagando. Cuando terminen, muéstrales cómo usar una toalla de papel para cerrar el grifo.

Enseñarle a los niños a limpiar no tiene por qué ser algo aburrido para ellos. Comparte estas técnicas con tus amigos, ¡para que sepan hacerlo inclusive cuando no están en casa!