Cómo limpiar la silla de bebé para el auto. | Lysol®
Breadcrumbs

Cómo limpiar la silla de bebé para el auto.

De todas las cosas que te imaginaste que podría traer la maternidad, te apostamos a que nunca incluiste “aprender cómo limpiar una silla de bebé para el auto”. Tranquila, esta tarea no la tendrás que hacer a menudo y es bastante sencilla.

Además de revisar el manual del fabricante -impreso o en línea- para obtener información específica sobre la silla de tu bebé, aquí te damos algunos consejos fáciles para empezar.

Retira la cubierta. Esta funda plástica de la silla es donde suelen esconderse la humedad y los regueros pegajosos. Lava con agua y jabón para que puedas alcanzar todos los rincones y grietas. No la pongas en la lavadora o secadora, déjala secar al aire libre. A continuación, limpia con Lysol® Toallitas Desinfectantes.

Después, sigue con los cinturones de la silla. Casi siempre estos cinturones se pueden retirar del todo, pero asegúrate de saber cómo colocarlos de nuevo y la manera adecuada de hacerlo. Lava los cinturones con agua para eliminar los desechos, pero no uses jabón. Una vez secos, prueba que cada cinturón suene al abrocharse de forma correcta y vuélvelo a colocar en la silla. Si no te sientes cómoda retirando los cinturones para una limpieza profunda, usa Lysol® Toallitas Desinfectantes o Lysol® Limpiador Multiuso.

Limpia la tela con Lysol® Aerosol Desinfectante, esto la sanitizará de forma segura y la dejará prácticamente libre de gérmenes y bacterias.

Si tu bebé tuvo algún problema con el pañal y se le escapó algo en la silla, es probable que tengas un poco más de trabajo además de los pasos anteriores. Retira la silla del auto (si no lo has hecho ya) y desármala tanto como te sientas cómoda para volver a montarla más tarde. Frota todas las piezas de plástico y limpia la tapicería siguiendo las etiquetas de uso. Trata de hacer una limpieza lo más profunda posible y luego deja secar la silla al aire libre, o incluso al sol, que tiene propiedades desinfectantes naturales.

Asegúrate que el asiento de tu auto no se haya ensuciado o tómate el tiempo para limpiarlo también. Si no haces esta tarea ahora, estarás evitando viajar en tu auto por semanas.

Ahora que sabes un poco más sobre cómo limpiar la silla de bebé para el auto, estarás lista para incidentes, mareos y mucho más. Pero crucemos los dedos, para que sólo necesites mantener la silla de del bebé ordenada y libre de gérmenes hasta que ya no la necesite.