4 consejos para concientizar a los niños sobre los gérmenes | Lysol ®
Breadcrumbs

4 consejos para concientizar a los niños sobre los gérmenes

Los niños y los gérmenes van de la mano. Estos transportadores microscópicos de enfermedades se meten de forma veloz en el organismo de tus niños en la escuela, lugares públicos, cuando juegan fuera e inclusive en tu hogar. Que practiquen cómo prevenir que esto ocurra, es todo un desafío: no los pueden ver, pero están allí.

Por suerte, existen algunas formas que pueden ayudar a tus niños a entender cuán poco saludables pueden ser los gérmenes. Empieza por explicarles la conexión entre los gérmenes y las enfermedades. Si los niños entienden que los gérmenes pueden hacerlos sentir mal y que se pierdan sus actividades favoritas, es posible que tomen más precauciones. Además haz hincapié en el hecho de que si le pasan gérmenes a otros, sus familiares y amigos también se pueden enfermar.

Estos consejos ayudarán a que tomen consciencia sobre los gérmenes y a que trabajen de forma activa para combatirlos.

Consejo #1 - Esparcir "gérmenes" a propósito.

Para los niños, ver es creer. Puedes mostrarles exactamente cómo se esparcen los gérmenes con el truco de la escarcha: agrega un poco de escarcha en alcohol en gel, haz que lo usen y luego que todos se den las manos.

Esto demuestra con qué facilidad se esparcen los gérmenes de persona a persona por simple contacto..

Consejo #2 - Acaba con el lavado de manos corto

Cuando les indicas que se deben "lavar las manos", ¿durante cuánto tiempo corre el agua? Las posibilidades son de que durante cinco segundos, el tiempo suficiente para que se mojen las manos.

Sin embargo, lavarse bien las manos con agua y jabón es la forma más efectiva de prevenir que los gérmenes se esparzan y que los niños se enfermen. En casa, en la escuela, es esencial que los niños aprendan a lavarse bien las manos.

  • Cuándo se deben lavar: el lavado de manos es más importante luego de que usan el baño, se suenan la nariz, tosen, estornudan, juegan afuera, tocan superficies contaminadas, están con animales o mascotas, tocan basura y antes de comer o de tocar comida. El lavado de manos siempre es más frecuente cuando están en casa.
  • Cómo lavarse las manos: Muéstrale a los niños como pueden lavarse las manos, limpiarse bien entre los dedos, debajo de las uñas y en ambos lados de las manos. Una buena regla es cantar el "Feliz cumpleaños" dos veces mientras se enjuagan y secan las manos

Consejo #3: que comiencen los juegos de limpieza

La limpieza general y desinfectar los lugares donde juegan los niños, donde comen y aprenden es algo vital para minimizar la difusión de gérmenes. Pero recuerda, aunque limpiar es importante para quitar el polvo de los objetos y las superficies, desinfectar es la única forma real de matar a los gérmenes.  Asegúrate que utilizas productos desinfectantes como Lysol ® para eliminar los gérmenes.

No es fácil para los padres poder limpiar todos los lugares que necesitan desinfección, pero puedes contar con la ayuda entusiasta de tus niños para que limpien con toallitas. Estas herramientas rápidas y cómodas quitan gérmenes que producen enfermedades en el salón de clases, sala de juegos, cocina y otras áreas; y esto puede terminar siendo algo divertido.

Consejo #4: Atrapa la tos y los estornudos

Como padre, probablemente te has escuchado decir "Tápate la boca" cientos de veces luego de que alguien tose o estornuda. 

Para minimizar la difusión de gérmenes, se recomienda cubrirse la boca con un pañuelo de papel cuando se tose o estornuda. Si no tienes un papel disponible, enséñales a usar el codo o la parte superior de la manga en lugar de sus manos. Los pañuelos de papel usados se deben colocar en el cesto de basura de forma inmediata, y nunca se deben colocar sobre una superficie. 

Con los niños pequeños puedes hacer de esto un juego. Demuéstrales diferentes formas de toser y estornudar con un pañuelo y sin él, en tus manos, en el aire, en tu manga y luego diles que respondan cuál es la forma correcta que se debe usar.

En el caso de los niños mayores...sólo es cuestión de recordárselos. Finalmente terminarán aprendiendo.